ALCOHOLEMIA

Conducir con un nivel de alcohol en sangre superior al permitido puede ser castigado con una sanción administrativa lo que equivale a una multa o con una sanción penal lo que viene a ser un delito.

Vía Administrativa del delito de Alcoholemia.

El conductor que realizada la prueba de alcoholemia supera los 0.50 mg/l en aire espirado será sancionado con multa de hasta 1.000€ y retirada de hasta 6 puntos. Si fuera titular de un permiso de conducir con menos de dos años de antigüedad la tasa para el caso anterior será de 0.30 mg/l.

Si el valor mg/l en aire espirado se encuentra entre 0.20-0.50 mg/l será sancionado el conductor con multa de 500€ y retirada de 4 puntos. 

En caso de titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad la tasa tenida en cuenta para esta sanción será entre 0.15-0.30 mg/l.

El conductor a quien se realice el control de alcoholemia tiene derecho a solicitar dicha prueba dos veces, con un intervalo de 10 minutos. Si tras las dos prueba realizadas el conductor sigue en desacuerdo con el resultado podrá solicitar un análisis de sangre, debiendo saber que en caso de dar positivo los gastos correrán a su cargo.

Vía Penal del delito de Alcoholemia.

El conductor de un vehículo a motor o ciclomotor que conduce bajo la influencia de drogas de cualquier tipo o de bebidas alcohólicas comete un delito por el que será castigado con penas de prisión de 3-6 meses o multa de 6-12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31-90 días, y siempre con la privación del derecho a seguir conduciendo por tiempo mínimo de un año y máximo de 4.

La sanción es delito cuando la tasa de alcohol en aire espirado debe arrojar un resultado superior a 0.60 g/l o una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2g/l.

El JUICIO RÁPIDO del Delito de Alcoholemia.

La vía penal en caso del delito descrito en el párrafo anterior se resuelve en el Juzgado donde el conductor sancionado será citado para Juicio Rápido.

En dicho juicio, el acusado tendrá la opción de CONFORMARSE con los hechos, lo que automáticamente conlleva la reducción en un tercio de la condena solicitada por el Ministerio Fiscal. Si por el contrario, el acusado no se conforma con los hechos, el Juez señalará fecha para juicio, perdiendo el enjuiciado la oportunidad de conformarse con el tercio de la condena y optando a una pena mucho mayor o la libre absolución.

Agravante en Delito de Alcoholemia.

Existe AGRAVANTE cuando además el conductor ponga en peligro la vida de las personas al circular con un exceso de velocidad, en este caso el conductor cometerá también un delito de TEMERIDAD manifiesta, lo cual conlleva penas mayores.

Es IMPORTANTE saber que negarse a un control de alcoholemia es una conducta que el Código Penal castiga como delito de desobediencia grave con penas de prisión y privación del derecho a conducir.

Para más información sobre tu caso, estamos a tu disposición, la mejor defensa de tus intereses.

RELACIONADO
× Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: